Muñecas de arcilla polimérica

¿Quién me iba a decir a mi que un día iba a ser profe de un taller de manualidades?
Bien es cierto, que mis alumnas en esta ocasión eran ‘de casa’, porque fueron mis dos sobrinas: Paula y Daniela.
Siempre les ha gustado lo que hago con la arcilla y, sobre todo Paula (la mayor), me preguntaba cuándo podría aprender a hacer ella lo mismo. Así que he aprovechado este fin de semana que han venido a pasar con sus titos, para enseñarles un poco cómo se trabaja la arcilla…y cómo hacerse sus propias muñequitas para las solapas.

Ha sido muy divertido poder explicarles cómo se hace todo, porque ellas están acostumbradas a la plastilina, a mezclar colores…y aunque la arcilla polimérica se trabaja de manera similar…tiene sus peculiaridades. Por ejemplo, el hecho de tener que hornear los trabajos e incluso meterlos en agua al sacarlos del horno para enfriarlos…les hacía mucha gracia.

Por supuesto, practicaremos más juntas para que vayan perfeccionando la técnica…y conforme vayan creciendo (que ahora son muy peques) haremos cositas más complicadas y utilizando más instrumentos, pero creo que el resultado final no es nada pero que nada malo (ni muchísimo menos), verdad? 🙂

Leave a Reply